En octubre de 2018 hemos iniciado el movimiento de tierras de la primera vivienda solar de baja entalpía. El tiempo estimado de ejecución es de 9 meses. Aprovecharemos a explicar las peculiaridades de esta vivienda al tiempo que vamos avanzando en su construcción. El objetivo es que esta vivienda se convierta en la primera totalmente desconectada en un clima atlántico, empleando simplemente la radiación solar que incide sobre sus fachadas, sin utilizar ningún tipo de combustión, ni sistemas de acumulación basados en hidrógeno. Si lo conseguimos será un éxito sin precedentes considerando que está situada en Oviedo, que tiene un clima lluvioso semejante por ejemplo al de Washington DC en USA.

Considerando la dificultad del objetivo marcado, el primer elemento que definimos fue su ubicación. La vivienda está situada en la ladera sur del monte Naranco. Esta situación le asegura una insolación total a lo largo de todo el año, en especial en los meses de diciembre y enero donde las circunstancias climáticas son más complejas.

Se aprovecha la propia ladera de la montaña limitando la exposición de la fachada Norte.